Inicio > Articulos > CUANDO LO INVISIBLE SE HACE VISIBLE

CUANDO LO INVISIBLE SE HACE VISIBLE

  1 Samuel 16

7 Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.

Preámbulo

En toda persona hay una parte visible y hay una invisible.

En toda persona, sin excepción. En ti también. Pero muchas veces la única parte que la gente ve de ti es la parte visible. Y muchas veces, la única parte que tu ves de tu vida es la parte visible, dejando por desconocido tu verdadero yo, el yo que el hombre no ve pero Dios sí.

Vivimos tan preocupados por lo visible que llega un momento que solo somos actores en un libreto y ni siquiera nos damos cuenta que parte estamos actuando y que parte estamos viviendo en realidad.

Hasta en el mundo oímos la expresión: necesitas encontrarte a ti mismo.

Si en algún momento te has sentido así, que necesitas encontrarte a ti mismo, te invito a que le permitas a Dios ministrarte por medio de este mensaje. Pero antes de comenzar, oremos juntos, y pidamos a Dios con palabras sinceras lo siguiente:

Señor, reconozco que si hay algo real en la vida eres tu, y acepto por fe que tu tienes el poder para hablarme. Te pido que toda palabra que venga del hombre sea desechada y que toda la que venga de ti permanezca en mi corazón. En el nombre de Jesús, amen.

I. La Parte Visible.

Fíjate en esto, Samuel era un hombre que oraba, que hablaba con Dios, era un hombre espiritual. Sin embargo, cuando fue enviado a ungir al futuro rey de Israel, se puso a mirar a los que tenían porte de rey. En otras palabras, se puso a mirar lo visible. Por lo tanto, este es un error que nos puede pasar a todos.

Desde pequeños aprendemos a tomar ventajas de nuestras virtudes y a esconder nuestros defectos. También aprendemos a decir lo que otros quieren oír, así sea mintiendo, a ser populares, así sea pecando, a vestirnos como otros se visten, así sea inmoral, en fin, aprendemos a ponernos un disfraz, el disfraz que impresione en el exterior. Y esto lo hacemos tanto que se vuelve parte de nuestro ser, de nuestra personalidad. Es mas, llega el momento que hasta nosotros mismos creemos que este ser ficticio que hemos inventado es nuestro verdadero yo.

Permíteme elaborar un poquito más en este punto.

Si vivimos en una ciudad metropolitana y dejamos de saludar a las personas, porque en el pasado las personas nos han tratado mal, nos ponemos en nuestro exterior una coraza, una pared. Pero en el fondo seguimos siendo personas que nos gusta ser gentil y saludar, pero tenemos la coraza puesta por tanto tiempo que llegamos a pensar que somos personas frías, con sentimientos duros. Mientras en realidad somos personas con mucho amor para compartir.

También muchos son los que caen en pecado y destruyen sus vidas por dejarse ir detrás de apariencias y no de realidades. Hombres y mujeres que destruyen sus hogares porque encontraron a otra persona que les hablo con palabras más bonitas, o que tenían mayor belleza física, pero eso era solo por afuera. Y cuando se dan cuenta de la realidad, muchas veces es demasiado tarde.

Porque así como tú has aprendido a ser diferente por fuera de como eres por dentro, también otros que si son personas horribles por dentro han aprendido a engañar por fuera pretendiendo ser alguien que realmente no son.

Cuantos malos negocios no han sido a consecuencia del engaño de lo visible. He oído más de una vez la expresión: pero es que todo se veía tan bien.

Aun en el círculo cristiano, cuantas personas no hablan de Dios y hasta de la Biblia y después nos engañan, traen división en la iglesia, en las casas, en el trabajo. Cristianos que destruyen a pastores con sus habladurías, pastores que destruyen ovejas con manipulaciones, y todo porque por fuera parecen ser buenos creyentes pero en lo invisible no lo son.

Tantas veces antes de esta revelación divina, le pregunte al Señor que por que la gente mala siempre parecía salirse con la suya. Le preguntaba al Señor si es que la gente era ciega. ¿Acaso no veían que las intenciones eran a motivación de lo malo y no de lo bueno? ¿Como pueden decir que es bueno cuando están haciendo daño? Pude entender luego que sí, que hay ciegos espirituales.

Mateo 15

14 Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo.

Esta ceguera espiritual no es solo para los que no van a la iglesia. De la misma manera que en el pueblo de Israel habían ciegos espirituales, así hoy día hay ciegos aun dentro de la iglesia. De la misma manera que sacerdotes y maestros de La Palabra eran ciegos espirituales en los tiempos de antes, así hoy día hay pastores y ministros que se dejan impresionar por lo de afuera y son incapaces de reconocer lo que verdaderamente es de Dios.

II. Lo Invisible

Dentro de mi hay un alma con sentimientos y hay un espíritu con vida. Ni el alma ni el espíritu lo puedo ver con mis ojos naturales, pero están ahí. Y de ahí salen cosas que se hacen visible aunque lo mismo el alma que el espíritu sean invisibles.

Mateo 15

16 Jesús dijo: ¿También vosotros sois aún sin entendimiento?
17 ¿No entendéis que todo lo que entra en la boca va al vientre, y es echado en la letrina?
18 Pero lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre.
19 Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias.
20 Estas cosas son las que contaminan al hombre; pero el comer con las manos sin lavar no contamina al hombre.

Antes de que la maldad se pueda manifestar en la carne, primero se concibe en el corazón.

Volvamos a la primera parte de lo que hablamos, a tu verdadero yo. Cuando tu le distes tu vida a Cristo, el Señor puso a su Santo Espíritu en ti, y junto con su Santo Espíritu llego su fruto.

Gálatas 5

22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Por lo tanto, en ti nace el deseo de dar amor, de ser manso, de tener paz. Pero las circunstancias de esta vida, te motivan a pretender algo o alguien quien tú no eres. Tratas de ocultar lo invisible que hay en ti. Y llega el momento que Satanás te dice que tu realmente no tienes amor, ni paz. Cuando en realidad si tienes y mucho, pero no dejas que se vea.

En ti hay un ser hermoso, y lo se, porque si no hace rato que este mensaje te hubiera repugnado, si tu espíritu no fuese del Señor, hace rato tu espíritu hubiese rechazado este mensaje.

Pero hay algo dentro de ti que te hace buscar más. Ese algo, es la parte invisible de tu ser, que tiene escondido tesoros que Dios ha depositado ahí.

Los momentos mas felices de una persona son cuando descubre los tesoros que su Padre Amado ha puesto en el o en ella.

Te imaginas, levantarte una mañana y poder amar aunque no se te ame, saludar aunque no se te salude, pasarla bien con las personas sin buscar nada en específico a cambio. Te imaginas, no tener que tratar de impresionar a la gente contándole cosas de otros, ni tener que buscar de que manera le sacas mas dinero, ni como te ganas a mas amigos, sino solo vivir haciendo lo correcto delante de Dios, tranquilo, y esperando tu bendición de parte del Señor y no del hombre.

Te imaginas, poder disfrutar de tus amigos, aunque ellos te hayan faltado y te vuelvan a faltar. Pero tu fuente es de adentro y no de afuera.

Te imaginas, darle tu amor, todo el amor que llevas por dentro a tu compañera/ro sin pensar en lo de antes, compartir con tus hijos, viviendo el día de hoy, disfrutar a tus padres antes que la vida te los quite. Dejando que esa fuente de belleza interior se desborde en ti, que tu verdadero yo salga a relucir.

Estamos hablando de libertad espiritual.

Aquel pastor que ministra por el llamado y no por necesidades, ni intereses personales, sino cumpliendo verdaderamente con su llamado, haciendo lo que se sabe que tiene que hacer y gozándose en ello.

Aquel hombre de negocio cristiano que trabaja sin engañar, comprando y vendiendo en una forma legal y justa, disfrutando de sus ganancias con un corazón tranquilo.

III. Lo Invisible se hace Visible.

Cuando lo invisible de nosotros se hace visible, ahí es cuando por fin empezamos a vivir. Porque es ahí donde nuestro verdadero yo sale a la luz.

También es el momento cuando puedo ver mejor las cosas visibles. Porque ahora que entiendo como son las invisibles, Dios puede mostrarme con discernimiento cual es la verdadera intención de lo que tengo delante de mis ojos carnales.

1 Samuel 16

10 E hizo pasar Isaí siete hijos suyos delante de Samuel; pero Samuel dijo a Isaí: Jehová no ha elegido a éstos.
12 Envió, pues, por él, y le hizo entrar; y era rubio, hermoso de ojos, y de buen parecer. Entonces Jehová dijo: Levántate y úngelo, porque éste es.

Después que Dios le dijo a Samuel que mirara el corazón del hombre y no lo exterior, Samuel pudo estar mas atento a lo que en verdad Dios estaba interesado, le fue mas fácil discernir.

¿Si nuestros propios ojos están cerrados en quien verdaderamente somos nosotros, como podremos entonces ver lo invisible de otra persona?

No le permitas a nadie que robe tu verdadero yo, no le permitas a nadie que quite de ti el fruto del Espíritu.

No le permitas a nadie que robe tu verdadero ministerio, tu verdadera unción, solo con espejos de algo visible que no te deja ver lo invisible, el lugar donde esta guardado tu gran llamado.

En el Altar: Señor, tu has puesto mesa delante de mi, y la has servido con tantas bendiciones, te pido que abras mis ojos y me permitas ver esas bendiciones en una forma clara. Quiero vivir diferente de hoy en adelante. No quiero seguir llevándome por impulsos, por apariencias, por lo que se ve a simple vista. Quiero madurar espiritualmente y quiero ver las cosas mas allá de un momento.

Quiero ser diferente con mis seres queridos. Quiero vivir. . .no solo ser un actor de la vida.

Anuncios
Categorías:Articulos
  1. angel 33
    7 septiembre 2012 en 11:21 AM

    la verdad es una gran verdad no hay nada mas lindo q encontrar en dios es hermoso es divino no tengan duda de esto

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: